¿Os acordáis de Rubén, “el niño de la tele” de los 90? Pues ha reaparecido, y nos cuenta cómo sobrevivió a ser un “juguete roto”

Patrocinados
 

Rubén Ramírez era toda una celebridad de la televisión española de los coloridos años 90. Vestido con chaqueta azul purpurina, unas gafas enormes y mucho talento para el espectáculo, este niño se dedicaba a hacer simpáticas imitaciones de políticos como Felipe González o José María Aznar, así como de otros famosos de la época.

o-nio-tele-facebook

Su capacidad para la imitación lo permitió trabajar con, entre otros, Luis del Olmo, Paz Padilla, Antonio Mercero o Javier Cámara. Una infancia perdida entre plató y plató, y avión y avión, ya que tenía que viajar constantemente de Barcelona a Madrid, acompañado de su padre.

Patrocinados

Sin embargo, de repente, tras varios años de éxito durante los que apareció en infinidad de series y programas televisivos, Rubén desapareció. ¿Qué pasó con él? Ahora, con 30 años, lo cuenta él mismo en primera persona en la obra El niño de la tele, que se estrenó el 7 de abril en la Sala Flyhard de Barcelona.

El la sinopsis de la obra ya adelanta que, al parecer, un día el teléfono dejó de sonar y “Rubén pasó de tocar el cielo a caer en el olvido en un santiamén“. El mundo del espectáculo no tuvo piedad con este niño de 12 años. Ahora, ya en la treintena, Rubén tiene una carrera, un máster y ningún trabajo, teniendo que trabajar de carpintero en el negocio familiar ayudando a su padre para ganarse la vida.

Que-fue-de-Ruben-el-nino-imitador-de-la-TV_landscape

En un cruce de ficción y realidad, Rubén ha montado junto a su padre la escenografía del nuevo espectáculo de Sala Flyhard. Encontrarse de nuevo en una sala de teatro le hará revivir su historia, su pasado amargo, para explicarle al público —que en la ficción sólo existe en su cabeza, pero que en esta obra volverá a estar ante él— cómo ha llegado hasta el punto en el que se encuentra actualmente.

Pero no es un drama, El niño de la tele es, ante todo, comedia, ya que Rubén Ramírez piensa que la mejor forma de afrontar los fracasos es afrontándolos con humor.

¡Y hasta qué punto! Ha reaparecido en el plató de Late Motiv, el programa de Andreu Buenafuente, donde ha aprovechado para promocionar su show teatral. “Ahora nada, no me llaman ni del GH VIP al que va Rappel“, ha ironizado Ramírez, quien ha destacado que debutó un 11 de septiembre como anticipo de su “derrumbre absoluto.

 

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Vía Elegí mal día.

Patrocinados
Si te ha gustado la entrada la puedes compartir con el mundo o comentarla más abajo.

Uso de cookies

Seguro que sabes que tenemos que molestarte porque nos obligan a avisarte de que usamos cookies. Esta es la política de cookies, pincha el enlace para más información.Si continúas navegando entendemos que aceptas dicha política.

ACEPTAR
Aviso de cookies